Actualidad

Todos Comemos adquiere Foody y apunta a Chile y Perú para expandirse

La start-up contará con un centro de producción con capacidad para atender hasta 15.000 personas al día.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La plataforma de comida semipreparada Todos Comemos, que cuenta con el apoyo de la aceleradora Y Combinator y Rockstart, adquirió a la firma bogotana de platos saludables a domicilio Foody con miras a expandir su negocio en Colombia y Latinoamérica.

“Esta negociación nos proyecta como líder del segmento”, destacó el confundador de la marca, Santiago Espinosa, tras el cierre de esta operación con la que esperan expandirse en el creciente mercado de comida prelista.

Estos movimientos se presentan en medio de un panorama de alta competencia en el negocio de los domicilios en Colombia, en donde compiten grandes jugadores como iFood, que adquirió a la firma local Domicilios.com, así como Rappi, DiDi o Justo, aunque en el camino se han quedado otros como Uber Eats, que cerró definitivamente operaciones en el país.

Ver más: Rappi evalúa transferencias de dinero entre países de América Latina

Todos Comemos concentra su operación en Bogotá y en la Sabana, principalmente en las poblaciones cercanas de Chía, Cajicá, Zipaquirá y Cota, entre otros mercados en los que suma unos 15.000 usuarios.

Según ha conocido Bloomeberg Línea, la empresa, que en sus inicios recibió inversión de Andrés Gutiérrez, cofundador de Tappsi y Tpaga, también se prepara para ingresar antes del cierre de este año a Medellín y Cali y a principios de 2023 prevé llegar a Chile y Perú. Además, ya está en Ciudad de México donde recientemente hizo un lanzamiento beta.

La start-up contará con un centro de producción con capacidad para atender hasta 15.000 personas al día, por lo cual, aunque ya factura cerca de US$100.000 al mes, su crecimiento podría duplicarse en el inmediato plazo”, destacó Todos Comemos.

Ver más: Solicitudes de insolvencia crecen en Colombia frente a 2020

Espinosa comentó que “ahora con dos servicios complementarios (comida prelista y platos saludables)”, prevén cerrar el año con una facturación de US$200.000 mensuales”.

Como resultado de esta negociación “aumentaremos el consumo promedio mensual de nuestros usuarios de US$50 a US$80”, adelantó Tarek Salom, quien era el director de Crecimiento de Foody y ahora asume el mismo rol en Todos Comemos.

Los empresarios han informado que tanto los usuarios de Todos Comemos como los de Foody “podrán seguir usando los servicios de ambas marcas como acostumbran y serán beneficiados por las mejoras que ya empezó a producir la unión de las dos operaciones”.

“Todos Comemos se alista para alcanzar una oportunidad de mercado de US$100 billones en América Latina y proyecta remplazar el 30 % de los productos alimenticios que los hogares consumen en casa con productos prelistos, con los cuales sus usuarios podrán ahorrar hasta 15 horas a la semana que invierten en la cocina y pagando menos de US$3 por cada plato”, subraya Todos Comemos sobre la operación.

Ver más: Esto dicen las grandes empresas en Colombia sobre volver a la presencialidad