Actualidad

Pandemia “visibilizó” en Colombia la urgencia de invertir más en educación rural

La pandemia de la covid-19 puso foco en las brechas de acceso y conectividad que existen entre la ruralidad y las grandes ciudades.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — La pandemia de la covid-19 “visibilizó” en Colombia la necesidad de una inversión adicional en educación rural ante las brechas en infraestructura básica que, por ejemplo, limitaron la provisión de agua en el departamento del Guaviare, dijo a Bloomberg Línea la ministra de Educación del país, María Victoria Angulo.

La ministra señaló que uno de los retos en las zonas rurales es “la adecuación de infraestructura física” porque “por años se había dado prioridad a la urbana”, una realidad que se hizo evidente cuando millones de estudiantes tuvieron que realizar sus actividades escolares desde casa.

“Iniciamos desde el 2019 el mejoramiento en zonas rurales, pero la pandemia lo que hizo fue visibilizar que necesitábamos una inversión adicional”, reconoció la ministra al destacar que el Gobierno asignó a las Entidades Territoriales Certificadas (ETC) más de $1,2 billones para la implementación de los protocolos de bioseguridad y para mejoras de las aulas.

Ver más: Si Colombia no baja el desempleo a un dígito, pobreza seguirá arriba del 40%

“Sabemos que en las zonas rurales existen lo que antiguamente se llamaban internados y hoy se llaman residencias escolares, que son los espacios donde los niños no solamente estudian sino que residen un semestre del año, entonces también había que hacerles las adecuaciones a todas las residencias”, amplió la ministra.

Frente a la conectividad en las regiones, un tema que ha causado polémica en las últimas semanas en el país, mencionó que el Gobierno trabaja en varios ejes para avanzar en ese aspecto. Estos son garantizar la conexión de más de 15.000 instituciones educativas rurales, entregar este año 250.000 computadores que incluyen plan de datos y en tercer lugar se “cuenta con los equipos adquiridos con recursos propios o de regalías de las entidades territoriales”.

Regreso 100 % a la presencialidad

La funcionaria manifestó que el primer reto desde que se inició la pandemia en Colombia fue pasar de un sistema presencial a uno de educación en casa, por lo que se activaron canales para no perder el ritmo, aunque en “la ruralidad no todos los niños tuvieron las mismas condiciones”, pues mientras unos tenían acceso a un portal web, si tenían internet, otros se educaban solo con guías.

En medio de los retos que aún persisten, la ministra señaló que el objetivo es que este mes culminen los ajustes a la adecuación de las aulas para lograr el retorno del 100 % de los estudiantes colombianos en septiembre.

Según el Ministerio, se registran avances en 93 de las 96 Secretarías de Educación (Entidades Territoriales Certificadas - ETC) responsables de la prestación del servicio educativo en el territorio nacional, lo que representa un 97 % del país.

Ver más: Gobierno pacta mejorar condiciones de maestros y ratifica clases presenciales

Además, a la fecha cerca del 80 % de las instituciones educativas están en presencialidad y se reporta una asistencia presencial de más del 67 % de los estudiantes.

La ministra destacó además que el plan de vacunación de los maestros ya lleva un avance superior al 88 % y que ya se inició también la vacunación de los jóvenes mayores de 15 años, a quienes se les sumarán en las próximas semanas los mayores de 12 años.

El avance del regreso a las aulas

La ministra consideró que los mayores desafíos para el regreso a las aulas se concentran hoy en territorios como Magdalena, Santa Marta y Magangué donde el proceso ha sido lento o no se ha iniciado.

También estamos enfrentando un contingente jurídico muy importante, con más de 641 tutelas, que han buscado frenar los avances de país, de las cuales, al 12 de agosto, 267 se han declarado improcedentes y seguimos con base en el debido proceso entregando la información y argumentos que respaldan el retorno”, añadió el Ministerio.

También hay casos “inquietantes” como Buga, Ipiales, Tuluá y Tumaco que ya habían avanzado con el retorno pero que por orden judicial se ha suspendido el proceso.

Sin embargo, el Gobierno espera “en los próximos días conseguir un fallo favorable en segunda instancia, toda vez que se han presentado evidencias y argumentos respetuosos para controvertir el análisis que hizo el juez de primera instancia”.

Último año de Gobierno

Frente a la hoja de ruta del último año del Gobierno del presidente Iván Duque, la ministra aseguró que entre los objetivos que se trazan está el retorno a la presencialidad de todo el sistema y dejar implementado el programa Evaluar para Avanzar con el que se busca “cerrar brechas de aprendizaje”.

Otra de las metas tiene que ver con la infraestructura educativa, por lo que ya se avanza en 1.207 proyectos por más de $4 billones, en tanto que espera consolidar el programa de doble titulación para que al cierre de 2022 hayan 650.000 beneficiarios, es decir, “jóvenes que tienen el título de bachiller y un título técnico que los habilita laboralmente”.

Ver más: Colombia destina $14.000 millones para la compra de camiones militares

Y en educación superior prevé que los jóvenes beneficiarios del programa Generación E pasen de los 200.000 actuales a 336.000 en 2022, mientras que apunta a que la iniciativa Matrícula Cero se convierta en política de Estado.

“En el Congreso ya cursa el proyecto de inversión social que incluye todo lo referente a Matrícula Cero o gratuidad, esto hará política de Estado ese anhelo tan importante de los jóvenes (…). Ya el proyecto va adelante con más de 700.000 beneficiarios en este segundo semestre y ya están incluidos los recursos del 2022”, subrayó la ministra al reconocer que “el sistema educativo venía avanzando en gratuidad en prescolar, básica y media, pero no existía realmente un proyecto que permitiera la gratuidad atada al merito en educación superior”.

Convierta a Bloomberg Línea Colombia en su fuente de noticias