Actualidad

El icónico actor francés Jean-Paul Belmondo fallece a los 88 años

El actor francés por excelencia, nunca se rindió a los pies de Hollywood.

Jean Paul Belmondo
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Jean-Paul Belmondo, el actor francés por excelencia de la Nouvelle Vague (o Nueva Ola en español) que alcanzó la cima en la década de 1960 y cambió la faz del cine mundial, falleció el lunes a los 88 años en su casa en París, dijo su abogado Michel Godest a la agencia France-Presse.

Desde el asesino de policías Michel en Breathless (1960) hasta un hombre casado aburrido que se escapa con la niñera de sus hijos en Pierrot le Fou (1965), Belmondo a menudo interpretó a carismáticos perdedores en la sociedad o ante la ley. A diferencia de su contemporáneo Alain Delon, Belmondo nunca cultivó una carrera cinematográfica en Hollywood, coprotagonizó una sola película en inglés, Is Paris Burning? De Rene Clement (1966).

“Jean-Paul Belmondo era un tesoro nacional, lleno de estilo y carcajadas”, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en Twitter. “En él nos encontramos todos”.

Ver más: Resumen del mercado: precios del aluminio tocan máximos de una década

Cuando comenzó su carrera en el cine a finales de la década de 1950, Belmondo fue comparado con James Dean y Marlon Brando. Con su nerviosismo juvenil y su frescura, el francés representó una ruptura con el trágico carisma de Jean Gabin o la suave melancolía de Charles Boyer.

A lo largo de la década de los 1960s, Belmondo apareció en casi 40 películas y trabajó con algunos de los mejores directores europeos en papeles que lo desafiaron como actor y a menudo, como su propio doble. Más adelante en su carrera, dijo: “No quiero ser el abuelo volador del cine francés” y dejó de hacer sus propias escenas peligrosas.

Actuaciones Diversas

Mejor conocido por su papel en Breathless, dirigida por Jean-Luc Godard y coprotagonizada por Jean Seberg, Belmondo también interpretó a un maestro cínico capturado por soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial en Two Women de Vittorio De Sica (1960), por la que Sophia Loren ganó un Oscar a la mejor actriz.

Para el director Jean-Pierre Melville, interpretó a un cura de pueblo en Leon Morin, Priest (1961) y a un soplón entre ladrones en Le Doulos (1962). También hizo un retrato apasionado de un criminal en The Thief of Paris de Louis Malle (1967).

Para cuando el movimiento cinematográfico Nouvelle Vague, un grupo de cineastas franceses rebeldes que influyeron en el cine mundial, se extinguió en la década de 1970, Belmondo aparecía en películas más o menos comerciales, que recibían solo una distribución marginal en los Estados Unidos.

El punto culminante de su carrera cinematográfica en esa década se produjo en Stavisky (1974) de Alain Resnais como el estafador de la vida real que casi derrocó al gobierno francés en la década de 1930.

Ver más: Ocho cosas que hay que saber sobre los casos de “vaca loca” en Brasil

Vida temprana

Nacido el 9 de abril de 1933 en Neuilly-sur-Seine, en los suburbios occidentales de París, Belmondo era hijo de un escultor nacido en Argelia. De un entorno familiar privilegiado, el futuro actor dejó la escuela a los 14 años antes de convertirse en boxeador aficionado a fines de la década de 1940.

Belmondo estudió en el Conservatorio de París y dio vueltas por las provincias antes de debutar en los escenarios de la capital francesa en 1956. Su primera película para Godard fue un cortometraje, “Charlotte et son Jules” (1960), en el que interpretó a un aspirante a semental desconcertado por su novia que se marcha.

Su faceta de aventurero es lo que explica su atractivo para el público en general. Dos de sus películas más conocidas fueron dirigidas por Philippe de Broca. En “Cartouche” (1962), interpretó a un ladrón parisino del siglo XVIII con un personaje interpretado por la sex symbol italiana Claudia Cardinale en su punto de mira. Dos años más tarde, That Man from Rio era una comedia de aventuras ambientada en Brasil que rivalizaba con las juergas de Buster Keaton y Harold Lloyd.

Belmondo ganó un César, la versión francesa de un Oscar, por su papel en Itineraire d’un enfant gate de Claude Lelouch (1988), y fue nombrado Comandante de la Legión de Honor, una orden al mérito en Francia en 2007. Dos años más tarde, recibió un premio Lifetime Achievement Award de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles y apareció en persona para aceptar la distinción.

Ver más: Venezuela: ¿Cómo ha transcurrido el proceso de negociación en México?

Dos matrimonios

Con su primera esposa, Elodie Constantin, Belmondo tuvo tres hijos, Patricia, Florence y Paul. Su hija mayor, Patricia, murió en un incendio en 1994. Belmondo se casó con Nathalie Tardivel, una exbailarina, en 2002. Tuvieron una hija, Stella, antes de que la pareja se divorciara seis años después.

“Lo que importa ya no es el tiempo que pasa, sino el tiempo que queda”, dijo Belmondo en una entrevista de 2013 con la revista Paris Match. “Dicho esto, con mucho gusto comenzaría mi vida de nuevo. Creo que he sido un buen artesano. Y si pude entretener a algunas personas, estoy feliz por eso “.

Le puede interesar: