Actualidad

CEO del FMI dice que buscó comprobar, no cambiar datos de China

Kristalina Georgieva dijo que pidió al personal que comprobara dos o tres veces los datos, pero que nunca cambiara su mensaje final, según dos asistentes a un evento con la directora del fondo.

Kristalina Georgieva
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La directora del Fondo Monetario Internacional defendió el viernes su período en el Banco Mundial por segunda vez en la misma cantidad de días, diciendo al personal del fondo en una reunión que nunca presionó empleados para que manipularan datos durante su mandato en el Banco Mundial.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo que pidió al personal que comprobara dos o tres veces los datos, pero que nunca cambiara su mensaje final, según dos asistentes al evento, que pidieron no ser nombrados al hablar de una sesión a puertas cerradas. La oficina de prensa del FMI declinó hacer comentarios sobre las declaraciones de Georgieva, informadas anteriormente por el New York Times.

Ver más: CEO del FMI en riesgo de ver autoridad debilitada tras investigación sobre China

Georgieva añadió que se preocupa mucho por la integridad de los datos y por la capacidad de los datos precisos de obtener los mejores resultados para los miembros del FMI y sus ciudadanos, dijeron los asistentes. Reiteró una declaración inicial del jueves en la que decía que estaba “fundamentalmente” en desacuerdo con las conclusiones e interpretaciones de la investigación sobre irregularidades en los datos de su época como directora general del Banco Mundial.

Según un informe encargado por la junta del Banco Mundial que se publicó el jueves, Georgieva en su anterior trabajo presionó al personal para “hacer cambios específicos en datos de China, en un esfuerzo por aumentar su clasificación precisamente en el mismo momento en que se esperaba que el país desempeñara un papel clave en la campaña de aumento de capital del banco”,

La posición de China en el informe de 2018, publicado en octubre de 2017, debería haber sido siete puestos más baja: debería haber finalizado en el número 85 en lugar de permanecer del 78, dijo el Banco Mundial en una revisión publicada en diciembre.

La institución anunció el jueves que abandonaría el informe periódico, que clasificaba a las economías en función de la facilidad y la eficiencia para realizar operaciones comerciales y que a menudo era pregonado por los gobiernos cuando la posición de su país ascendía en la lista.