Economía

Precios al productor en EE.UU. suben menos de lo previsto en septiembre

El índice aumentó un 0,5% mensual y un 8,6% interanual. La estimación mediana de economistas encuestados por Bloomberg situaba las cifras en 0,6% y 8,7%, respectivamente.

Empleados en una fábrica textil de Carolina del Norte, EE.UU.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los precios pagados a los productores estadounidenses aumentaron en septiembre a un ritmo más moderado, ya que los costos de servicios como las tarifas aéreas disminuyeron debido al efecto de la variante delta en la demanda.

El índice de precios al productor para la demanda final aumentó un 0,5% respecto al mes anterior y un 8,6% frente al mismo mes del año pasado, según datos Departamento del Trabajo publicados el jueves. Si se excluyen alimentos y energía, ambos componentes volátiles, el llamado IPP básico subió un 0,2% (el menor avance de este año) y aumentó un 6,8% respecto al año anterior.

La mediana de las proyecciones de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento del 0,6% para el IPP general y un incremento del 8,7% para el básico.

El costo de los servicios aumentó solo un 0,2%, el menor incremento en tres meses, lo que refleja en parte una caída de casi el 17% en los precios de los servicios de transporte aéreo de pasajeros, según el informe del PPI. Los precios pagados a los productores por los bienes aumentaron un 1,3%, el mayor incremento en cuatro meses.

El IPP ha subido de forma sostenida este año a medida que las interrupciones en las redes de suministro y limitaciones como la escasez de materiales y mano de obra aumentan los costos de producción. Las empresas han trasladado al menos parte de esos costos a sus clientes, lo que explica una reciente aceleración de los precios al consumidor.

Un informe separado mostró el miércoles que los precios pagados por los consumidores aumentaron en septiembre más de lo previsto, registrando la mayor alza anual desde 2008.

Ver más: Inflación mensual en EE.UU. aumentó un 0,4% en septiembre, encima de expectativas

Países de todo el mundo están experimentando una mayor inflación. En China, el mayor exportador del mundo, un indicador de los precios pagados a las fábricas registró el mes pasado el mayor incremento desde 1975.

Los recientes datos sobre la inflación en EE.UU. refuerzan el plan de la Reserva Federal de comenzar a retirar pronto el estímulo, especialmente porque los cuellos de botella muestran pocos signos de disminuir. Las minutas de la reunión de política monetaria de la Fed del mes pasado mostraron que los funcionarios evaluaron que, si la recuperación económica sigue su curso, “un proceso de reducción gradual que concluya hacia mediados del año próximo sería probablemente apropiado”.

Dentro de la categoría de los bienes, los precios de la energía subieron un 2,8%, el mayor incremento desde marzo. Los precios de los alimentos aumentaron un 2% tras el alza del 2,9% del mes anterior.

Ver más: Solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. tocan nuevo mínimo pandémico

Los precios al productor excluidos alimentos, energía y servicios comerciales —una medida que a menudo prefieren los economistas porque elimina los componentes más volátiles— subieron un 0,1% con respecto al mes anterior, el menor aumento desde mayo de 2020. En comparación con el año anterior, la métrica aumentó un 5,9%.

--Con la colaboración de Chris Middleton y Sophie Caronello.