Mercados

Acciones ganan impulso con el inicio de la temporada de resultados

Todos los grandes grupos del índice avanzaron a medida que los resultados y datos económicos mejores de lo esperado se impusieron sobre temores inflacionarios y relacionados a las cadenas de suministro.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El mercado bursátil tuvo su mejor día desde marzo, ya que los informes económicos y los beneficios empresariales, mejores de lo previsto, superaron los temores de que las presiones inflacionistas y los problemas de la cadena de suministro pudieran frenar el crecimiento.

Todos los grandes grupos del S&P 500 avanzaron. El índice bancario KBW, que se ha disparado casi un 40% en 2021, subió gracias a que los resultados de algunas de las mayores instituciones financieras superaron las estimaciones de Wall Street. UnitedHealth Group Inc. lideró las ganancias en el Promedio Industrial Dow Jones, ya que el gigante de la salud elevó sus perspectivas para el año, mientras que los fabricantes de chips subieron gracias a las previsiones alcistas de Taiwan Semiconductor Manufacturing Co.

Los beneficios de las empresas han sido una bendición para el mercado de valores durante la pandemia. Desde marzo de 2020, el S&P 500 ha subido todos los trimestres, avanzando un 4% de media en estas seis semanas. La demanda reprimida debería impulsar el crecimiento de los ingresos, mientras que el poder de los precios y el apalancamiento operativo deberían ayudar a compensar las presiones inflacionistas, según Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management.

“Aunque hay presiones de costes y preocupaciones por la oferta, la otra cara de la moneda es que el estado de los negocios es fuerte”, dijo Kevin Caron, gestor de cartera senior de Washington Crossing Advisors. “En la medida en que los productores pueden trasladar a los consumidores unos precios más altos -lo que parece que pueden hacer-, estamos viendo unos beneficios más fuertes, lo que está ayudando a dar un impulso a las acciones”.

Las solicitudes de subsidios de desempleo en los Estados Unidos cayeron al nivel más bajo desde marzo de 2020, lo que demuestra que los empleadores se aferran a sus trabajadores en un mercado laboral ajustado. Los precios pagados a los productores estadounidenses subieron al ritmo más lento del año en medio del enfriamiento de los costes de los servicios.