Mercados

S&P revisa la perspectiva de Perú a negativa; mantiene calificación en BBB+ y A-2

Según S&P, un entorno político fragmentado y un legado social difícil por la pandemia podrían pesar negativamente sobre las expectativas de crecimiento a mediano plazo del Perú y empeorar sus indicadores de deuda.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Lima — S&P Global Ratings revisó la perspectiva de las calificaciones soberanas de largo plazo del Perú este 14 de octubre, pasándolas de estables a negativas.

Confirmamos nuestras calificaciones de largo plazo en moneda extranjera de ‘BBB+’ y en moneda local de ‘A-’ de Perú, así como las calificaciones soberanas de corto plazo en moneda local y extranjera de ‘A-2′. La evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) de Perú se mantiene en ‘A’”, indicó S&P.

Ver más: Moody’s rebaja calificación crediticia del Perú: pasa de A3 a Baa1

La agencia calificadora reconoció que la nueva administración de Castillo ha manifestado su deseo de mantener una amplia continuidad en la política macroeconómica. Sin embargo, un entorno político fragmentado y un legado social difícil por la pandemia podrían pesar negativamente sobre las expectativas de crecimiento a mediano plazo de Perú y empeorar sus indicadores de deuda”, sentenció S&P tras su decisión.

Según S&P, la perspectiva negativa refleja la posibilidad de “al menos una en tres” de que la firma baje la calificación del Perú en los siguientes seis a 24 meses “si los desafíos políticos, en medio de tensiones entre el poder ejecutivo y el Congreso de Perú, contribuyen a un débil desempeño económico que empeore el perfil financiero del soberano”.

La fragmentación política tras las recientes elecciones ha aumentado el riesgo de incertidumbre política y ha pesado sobre la confianza de los inversores”, precisa la agencia.

LOS ESCENARIOS

Como se recuerda, desde que Pedro Castillo asumió la presidencia en Perú y nombró como presidente del Consejo de Ministros a Guido Bellido, congresista de Perú Libre, la situación política en el país se complicó y hubo mayor incertidumbre de parte de los agentes económicos, que no veían una trayectoria clara en las decisiones que el gobierno podría tomar. En medio de esta incertidumbre es que otra agencia calificadora, Moody’s, rebajó la calificación del Perú, pasándola de A3 a Baa1.

Aunque hay mayor calma con Mirtha Vásquez como actual presidenta del Consejo de Ministros, de acuerdo a la agencia, en un escenario negativo podría bajar las calificaciones del Perú durante los próximos dos años “si la prolongada incertidumbre política o sobre las políticas, o posibles eventos externos adversos, erosionan la confianza de los inversores y limitan las expectativas de crecimiento del PBI de mediano plazo”.

Eso, a su vez, podría empeorar los indicadores fiscales y de deuda del soberano, detalló S&P. En tal escenario, el resultado derivaría en una calificación crediticia más baja.

Ver más: Cinco claves de la caída del dólar en Perú en los últimos días

En un escenario positivo, la calificadora indicó que podría revisar la perspectiva a estable durante los próximos dos años si una formulación de políticas estable y previsible y gestión económica eficaz mantienen la confianza de los inversores y las expectativas de crecimiento a mediano plazo del Perú.

Según S&P, ello “ayudaría a estabilizar la erosión de las finanzas públicas y la carga de la deuda soberana”.

LO QUE REFLEJA LA CALIFICACIÓN DE S&P PARA PERÚ

En un comunicado S&P resaltó que sus calificaciones soberanas para el Perú reflejan los limitados desequilibrios fiscales y externos a los que está expuesto el país, así como una carga de deuda baja “aunque en aumento” que ayudó al soberano a manejar el impacto de la pandemia y la reciente recesión.

Ver más: Partido Perú Libre no dará voto de confianza a nuevo gabinete de Castillo

Ponderamos estas fortalezas contra el PBI per cápita más bajo en comparación con muchos de sus pares con mayor nivel de desarrollo. Después de una década de avances en el ingreso per cápita, los indicadores socioeconómicos del Perú habían mejorado hasta la reciente recesión, pero la pandemia puso de relieve los desafíos económicos y sociales del país”, apuntó S&P.

Según la agencia, las calificaciones también reflejan una evaluación institucional que se basa en una amplia continuidad de la política económica entre administraciones peruanas durante las últimas dos décadas.

TE PUEDE INTERESAR