Negocios

Nike invierte en la empresa de medios de LeBron James que ya vale US$725 millones

SpringHill ha producido programas de televisión, podcasts y películas, como “Space Jam: Un nuevo legado”.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — The SpringHill Company, la empresa de consumo y entretenimiento creada por la estrella de la NBA LeBron James y su socio Maverick Carter, va a vender una participación minoritaria a un grupo de inversores entre los que se encuentran Nike Inc, Epic Games Inc, Redbird Capital Partners y los propietarios de los Boston Red Sox.

El acuerdo le dará un valor a esta empresa, creada el año pasado mediante la combinación de tres empresas existentes fundadas por James y Carter, en unos US$725 millones, dijo SpringHill en un comunicado. Los dos seguirán siendo presidente y CEO, respectivamente, y mantendrán una participación de control.

SpringHill, que lleva el nombre del complejo de apartamentos en el que James vivía de adolescente en su Akron (Ohio) natal, ha producido programas de televisión, podcasts y películas, como “Space Jam: Un nuevo legado”, este año, en la que James es el protagonista. También ha producido el programa de HBO “The Shop: Uninterrupted” de HBO, un programa de entrevistas con James en una barbería, y el reciente documental de Netflix sobre la estrella del tenis Naomi Osaka. La venta de acciones impulsará las ambiciones de SpringHill en áreas como la moda y los juegos, dijo Carter en una entrevista.

“Hemos conseguido una tracción real y entendemos que la emoción y el sentimiento de empoderamiento son necesarios”, dijo. “Ahora lo canalizamos a producto y a la experiencia y lo estamos expandiendo realmente”.

El nuevo grupo de inversores aprovecha una serie de relaciones de larga duración. James ha respaldado los productos de Nike desde 2003, y Carter trabajó en el gigante del calzado y la ropa antes de pasar a trabajar con su amigo de la infancia a tiempo completo. La pareja se asoció con Fenway Sports Group — dueños de los Red Sox y del Liverpool FC— en 2011 y finalmente se convirtieron en propietarios minoritarios de ambos clubes a través de FSG. James también acordó recientemente que su imagen se integrara en el popular juego Fortnite de Epic.

Los inversores impulsarán la credibilidad y el acceso de SpringHill en sus respectivas áreas de experiencia, dijo Carter. La asociación con Redbird, que ha invertido dinero en varios negocios de medios de comunicación y deportes, permite a SpringHill buscar posibles acuerdos en toda esa cartera.

Main Street Advisors, dirigida por Paul Wachter, representó a SpringHill en la transacción. Wachter, que también forma parte del consejo de administración de SpringHill, lleva mucho tiempo asesorando a James y Carter y fue uno de los principales artífices de la operación de 2020, que permitió recaudar 100 millones de dólares para crear la empresa.

La valoración de SpringHill se ha duplicado con creces desde entonces, y la empresa está en camino de superar los US$100 millones de ingresos en los próximos 12 meses, dijo Carter. La inyección de recursos permitirá a SpringHill desarrollar más ideas internamente y luego venderlas, en lugar de buscar financiación por adelantado.

Carter dijo que los acontecimientos nacionales y mundiales ocurridos desde el acuerdo original han animado a más y diferentes tipos de personas a contar sus historias. Los distribuidores están dispuestos a comprar los programas porque los consumidores los piden a gritos, dijo. Empresas como Procter & Gamble Co. también contratan a SpringHill para realizar cortometrajes como “These Hands”, que presenta a profesionales negros fuera de los deportes.

“Lo que conozco, que es la narración emocional, y hacerlo con el hilo conductor del empoderamiento, es vital”, dijo Carter. “Los creadores quieren tener el poder de crear. Es una propuesta mucho más grande ahora mismo”.