Actualidad

Se detectan impurezas tóxicas en algunas pastillas para el corazón en EE.UU.

Las autoridades instaron al retiro de fármacos en 2018, pero aún no han recomendado actuar ante los últimos hallazgos de impurezas.

Producción de píldoras en Merck
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg — Durante los últimos tres años, se han retirado del mercado en todo el mundo millones de pastillas para la presión arterial que contienen un probable carcinógeno. A medida que las compañías farmacéuticas han trabajado para encontrar una solución, han descubierto un problema totalmente nuevo: otra sustancia química potencialmente peligrosa está apareciendo en los mismos medicamentos.

Las nuevas sustancias químicas se denominan impurezas azidas y las autoridades reguladoras dicen que son mutagénicas, es decir, que pueden cambiar el ADN de alguien y aumentar potencialmente el riesgo de cáncer.

Las impurezas se encontraron en medicamentos para la presión arterial que fueron retirados del mercado en Canadá y Europa a principios de este año. Las autoridades de EE.UU. ayudaron a liderar las retiradas en 2018 del mismo tipo de medicamentos contaminados con el probable carcinógeno N-Nitrosodimetilamina, o NDMA, aunque todavía no han retirado ninguno por contener las impurezas azido.

Mientras tanto, un inspector de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) ha descubierto que al menos un gran fabricante de la India, Hetero Labs Ltd., tiene un proceso defectuoso para controlar las impurezas, según documentos revisados por Bloomberg. Según los documentos, Hetero tampoco ha garantizado adecuadamente que no se acumulen residuos de impurezas en el equipo de producción, lo que puede contaminar lotes posteriores.

El inspector de la FDA visitó la planta de producción de Hetero Labs Ltd. en el distrito de Sangareddy, en el centro sur de la India, durante 10 días en agosto. La planta fabrica el ingrediente activo del medicamento para la presión arterial llamado valsartán, que vende a otras empresas farmacéuticas para fabricar una píldora terminada. La producción de valsartán puede formar impurezas de azido. La empresa no respondió a las solicitudes de comentarios.

El organismo regulador de los medicamentos, Health Canada, anunció en mayo la retirada de valsartán, un tipo de medicamento llamado bloqueador de los receptores de angiotensina II o ARB, por sus elevados niveles de impurezas azidas. En los meses siguientes, otros medicamentos de la misma clase, losartán e irbesartán, fueron retirados por las mismas impurezas. Las empresas implicadas son Sanofi, la unidad de medicamentos genéricos de Novartis AG, Sandoz, y el gigante de los medicamentos genéricos Teva Pharmaceutical Industries Ltd.

Teva también retiró los ARA en Reino Unido en junio, seguida de Sanofi en agosto, según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del país. La MHRA tiene conocimiento de tres posibles impurezas de azido en los medicamentos para el corazón, según las respuestas a una lista de preguntas enviadas por correo electrónico por Bloomberg. Otros países europeos, como Francia, Suiza e Irlanda, también han retirado del mercado fármacos con impurezas de azido.

Sanofi retiró en junio ciertos medicamentos que contenían irbesartán en Canadá por niveles elevados de impurezas de azido y vendió algunos de esos mismos fármacos en EE.UU., dijo un portavoz en una respuesta por correo electrónico a Bloomberg. La farmacéutica informó a la FDA de EE.UU. y no recibió ninguna otra respuesta, dijo el portavoz.

Sanofi está cerca de completar las pruebas de todos los lotes de medicamentos que contienen irbesartán producidos entre 2018 y 2020. La mayoría no han contenido niveles de impurezas de azido por encima del umbral considerado aceptable. La empresa tiene previsto colaborar con las autoridades sanitarias a mediados de octubre para proponer la retirada de los lotes que no sean conformes, según el portavoz. Las impurezas son un subproducto de un proceso de fabricación anterior y el irbesartán de Sanofi analizado desde enero no ha contenido niveles inaceptables de impurezas de azido, según el portavoz.

Sandoz retiró originalmente 40 lotes de ARA en Canadá en mayo y desde entonces ha retirado 49 lotes de ciertas pastillas de losartán en ese país. El ingrediente activo de los medicamentos fue fabricado por otra empresa, según una declaración enviada por correo electrónico por un portavoz de la empresa matriz Novartis, aunque no se mencionó la empresa.

Sanofi y Sandoz estuvieron involucrados en otro retiro importante en 2019 relacionado con medicamentos contaminados con NDMA que llevaron al medicamento para la acidez estomacal Zantac y sus genéricos a ser retirados del mercado. El laboratorio de pruebas independiente Valisure, con sede en New Haven, Connecticut, descubrió por primera vez la presencia de NDMA en el medicamento y avisó a los reguladores. Se descubrió que el ingrediente activo de Zantac, la ranitidina, forma NDMA con el tiempo o cuando se almacena a altas temperaturas.

Zantac no fue el último retiro del mercado relacionado con NDMA o productos químicos similares, que pertenecen a una clase llamada nitrosaminas. El año pasado, el medicamento para la diabetes ampliamente utilizado, la metformina, fue retirado por contaminación de NDMA y Pfizer Inc. retiró todos los lotes de su píldora para dejar de fumar Chantix el mes pasado después de que se descubriera que contenía una nitrosamina.

Ver más: Pfizer detiene distribución de Chantix por posible carcinógeno

En 2018, Hetero suministró el principio activo a algunas de las empresas que tuvieron que retirar sus medicamentos por contener NDMA y otras sustancias químicas similares. Si bien los retiros comenzaron ese mismo año, los reguladores y la industria continuaron encontrando contaminación adicional de sustancias químicas similares a la NDMA en las píldoras para la presión arterial valsartán, losartán e irbesartán, lo que resultó en retiros que se extendieron durante casi dos años a medida que se identificaban los medicamentos contaminados. Es probable que la NDMA se formara como parte del proceso de fabricación de los principios activos, aunque los fabricantes de medicamentos y los organismos reguladores no detectaron el problema durante muchos años.

La FDA declinó referirse a si ha encontrado medicamentos que contengan impurezas de azido o si prevé algún retiro de productos en EE.UU.

“Hemos estado evaluando de cerca este tipo de impurezas, trabajando con los fabricantes y las autoridades extranjeras, y seguiremos investigando y supervisando el mercado y los esfuerzos de fabricación para ayudar a garantizar la disponibilidad de productos seguros y de calidad para los consumidores estadounidenses”, dijo Jeremy Kahn, un portavoz, en un correo electrónico.

La planta de producción de Hetero en el distrito de Sangareddy es una de las 10 instalaciones de la compañía en la India registradas en la FDA para ayudar a fabricar medicamentos vendidos a EE.UU. Fue inspeccionada por última vez en 2018 y recibió la peor clasificación de la agencia, lo que significa que es probable que la compañía tenga dificultades para obtener la aprobación de la FDA para fabricar nuevos medicamentos ahí hasta que aclare sus problemas. Pero la agencia suele permitir a las empresas con largas listas de infracciones derivadas de las inspecciones que sigan fabricando los fármacos que ya están autorizados a producir en plantas de calidad inferior mientras trabajan en la solución de sus problemas.

Los documentos también señalan que un material utilizado en las primeras fases del proceso de fabricación del fármaco desempeña un papel en la creación de impurezas de azido. Aunque las directrices de producción de Hetero exigen mantener ese material a un nivel determinado para evitar la formación de niveles de impureza inaceptables, el estudio de la empresa utilizado para determinar ese nivel seguro es defectuoso, según los documentos de la FDA.

La FDA, según el portavoz Kahn, no puede comentar si tomará alguna medida contra Hetero.