Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Opinión — En medio de todos los escándalos y las controversias, los observadores de Facebook Inc. estaban aprensivos al entrar en el informe trimestral más esperado de la compañía en años. Al final, se quedó un poco corto. Pero como muchos esperaban algo mucho peor, a veces evitar un desastre es suficiente.

El lunes por la noche, la empresa de redes sociales publicó sus cifras de ventas del tercer trimestre, las cuales superaron ligeramente las expectativas de Wall Street. Los ingresos en el período finalizado en septiembre aumentaron un 35% con respecto al año anterior a US$29 mil millones, por debajo de la estimación mediana de US$29.500 millones de los analistas encuestados por Bloomberg. Facebook también dio un rango de orientación de ingresos para su trimestre actual de entre US$31.500 millones y US$34.000 millones, nuevamente por debajo del pronóstico medio de US$34.800 millones. La compañía también anunció que desglosaría las finanzas de Facebook Reality Labs, su división de productos de realidad virtual y aumentada, a partir de su cuarto trimestre. Tras el informe, las acciones de Facebook subieron más de un 3% en las operaciones fuera de horario.

PUBLICIDAD

Antes de los números, había dos preocupaciones principales en la mente de los inversores: el impacto de los cuellos de botella de las cadenas de suministro globales y el reciente cambio de seguimiento de la privacidad de Apple Inc. Al igual que Snap Inc. la semana anterior, Facebook dijo que las interrupciones de las cadenas de suministro y la escasez de mano de obra estaban afectando su negocio. Es algo que tiene sentido. Las empresas no querrán invertir dinero en publicidad para sus productos si tienen un inventario limitado para vender. Si bien este desafío puede dificultar el período de vacaciones, es probable que sea un fenómeno a corto plazo, ya que los fabricantes y las empresas de distribución están expandiendo su capacidad para el próximo año.

Acción de Facebook

La función de privacidad de Apple es un problema más espinoso. Durante el verano boreal, el gigante de los teléfonos inteligentes implementó su requisito de que los desarrolladores soliciten a los usuarios que den su consentimiento para el seguimiento de sus actividades en línea. Dado que muchos consumidores optan por no permitirlo, los especialistas en marketing, incluidos los clientes de Facebook, tienen problemas para orientar sus anuncios sin acceso a datos de comportamiento.

Pero Facebook debería eventualmente encontrar una manera de lidiar con el cambio de política. A principios de este año, el CEO Mark Zuckerberg dijo que la medida de Apple podría beneficiar a la compañía si impulsa a más empresas a vender directamente en sus plataformas. Eso permitiría a Facebook recopilar datos propios más valiosos, incluida la recopilación del comportamiento de los usuarios y las transacciones realizadas dentro de sus aplicaciones.

PUBLICIDAD

En ese sentido, Facebook se ha movido agresivamente para desarrollar herramientas y servicios relacionados con el comercio electrónico para comerciantes en los últimos dos años, desde su asociación con Shopify, que permite a las pequeñas empresas crear fácilmente tiendas en línea hasta agregar funciones de mensajería para empresas dentro de WhatsApp. Llevará tiempo, pero Facebook debería poder monetizar con éxito los servicios relacionados con el comercio.

Más allá de las preocupaciones sobre la disminución de uso por parte de los adolescentes, Facebook domina el ecosistema de las redes sociales. Tomemos grupos de mayor edad. Los documentos provistos por la denunciante Frances Haugen revelaron que 127 millones de estadounidenses mayores de 30 años entran a la plataforma principal de Facebook a diario. Tal compromiso no desaparecerá de la noche a la mañana. Y con casi tres mil millones de consumidores que utilizan sus servicios mensualmente, sigue siendo una de las pocas plataformas que puede proporcionar a los especialistas en marketing una orientación publicitaria basada en intereses a gran escala.

Es probable que las ganancias de hoy no sean la única gran noticia de Facebook esta semana. El jueves, la compañía tiene programado celebrar su conferencia anual de realidad aumentada y realidad virtual, Facebook Connect. Es posible que Facebook dé a conocer un cambio de nombre.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, Facebook aún enfrenta un intenso escrutinio antimonopolio y regulatorio. Si los legisladores aprueban una legislación que lo obligue a cambiar su algoritmo a una información cronológica menos atractiva, una opción que se ha propuesto, arruinaría seriamente su modelo de negocio. Pero dado el historial del Congreso, la probabilidad de una reforma seria promulgada de manera oportuna es bastante baja.

Eso significa que, a corto plazo, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) es la principal amenaza regulatoria de Facebook. Junto con la demanda antimonopolio de la agencia, que volvió a presentar hace dos meses un documento en el que indica que busca dividir la empresa, la agencia podría investigar si el modelo comercial basado en anuncios de Facebook y con fuente en la recopilación de datos de los usuarios viola las leyes de privacidad. Y, como mínimo, es probable que Facebook aumente drásticamente su gasto en moderación de contenido debido a la presión pública. Si bien la compañía ha dicho repetidamente que ha gastado más de US$13.000 millones en seguridad durante los últimos cinco años, esa cifra representa solo el 4% de sus ventas en el período de tiempo. Debería hacer más.

Pero incluso si Facebook gasta miles de millones de dólares más en moderadores o enfrenta algunos remedios conductuales por parte de la FTC, gran parte de la desventaja puede estar reflejada en el precio sus acciones. Después de una caída en los últimos meses, las acciones de la compañía ahora cotizan a aproximadamente 20 veces el consenso de ganancias del año fiscal 2022. Los analistas aún esperan que la compañía aumente sus ventas a tasas de dos dígitos durante los próximos dos años. Si esto es preciso, hace que la valoración actual sea atractiva en comparación con las grandes empresas de tecnología. Apple, por ejemplo, está valorada en 26 veces las ganancias del año fiscal 2022, pero solo se espera que aumente sus ingresos en un 3% el próximo año.

PUBLICIDAD

Entonces, para los inversores, es difícil argumentar que deberían abandonar Facebook en este momento.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.