Actualidad

Demócratas buscan impuesto mínimo corporativo en EE.UU., apuntan a US$400.000 millones

El plan es la última apuesta de los legisladores para financiar la agenda económica del presidente Joe Biden

Senadora Elizbeth Warren
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Tres senadores clave publicaron una legislación que requeriría que algunas empresas estadounidenses paguen una tasa mínima del 15% sobre las ganancias que informan a sus accionistas corporativos, en la última apuesta de los legisladores para encontrar un consenso detrás de las medidas de recaudación de ingresos para financiar la agenda económica del presidente Joe Biden.

La propuesta, patrocinada por el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden y los senadores Elizabeth Warren y Angus King, requeriría que las empresas que reporten más de US$1.000 millones en ganancias a los accionistas paguen al menos una tasa de impuestos del 15%, incluso si califican para muchas exenciones tributarias.

Los demócratas planean usar esto como una alternativa al aumento del impuesto sobre la renta corporativo regular, luego de la oposición a tal medida del senador Kyrsten Sinema. Esa tasa se mantendría en el 21%.

El nuevo impuesto recaudaría entre US$300.000 millones y US$400.000 millones en 10 años, según King, un independiente que forma parte de los demócratas. También dijo en una sesión informativa sobre la propuesta que esta “encajaría” con el respaldo de la administración Biden de un impuesto corporativo mínimo global del 15%.

“Es mejor que abordemos la evasión fiscal primero porque eso es algo que nos brindará un apoyo fundamental entre nuestros colegas”, dijo Wyden en la misma sesión informativa.

CEO vs IRS

Warren dijo que el plan está aprobado por la Casa Blanca y el Tesoro. Ella dijo a los reporteros: “Este es, en efecto, el impuesto a compañías como Amazon que reportan US$10.000 millones en ganancias a sus accionistas, al público, establecen el salario de su CEO en base a eso y luego se dirigen al IRS (Servicio de Impuestos Internos) y dicen ‘hola, gracias a todas las lagunas, no planean pagar nada en impuestos “.

Este impuesto mínimo se aplicaría a unas 200 empresas que no pagan una tasa lo suficientemente alta bajo el sistema regular de impuestos corporativos, según un resumen del plan. Podría recaudar cientos de miles de millones de dólares en ingresos fiscales durante una década, según el resumen.

Ver más: Recortes fiscales de Trump podrían quedarse mientras demócratas abandonan planes

En una reunión a mediodía del martes de los demócratas del Senado, la idea obtuvo un gran apoyo dentro del caucus, según un participante. Sinema también emitió un comunicado respaldando la idea el martes por la noche. La administración Biden había propuesto un plan similar a principios de este año.

Kyrsten Sinema

Cambio sísmico

El impuesto mínimo corporativo representa un cambio sísmico de la forma en que generalmente se calculan los impuestos corporativos, que se basa en sus ingresos menos créditos y deducciones. En cambio, este gravamen se calcularía utilizando un método de contabilidad separado, el que se usa para los estados financieros, para calcular las ganancias y aplicar un impuesto del 15%.

La propuesta requeriría que las empresas que pueden hacer uso de muchos créditos y deducciones paguen un nivel básico al Servicio de Impuestos Internos. La idea ha ganado popularidad en los círculos demócratas después de que empresas como Amazon.com Inc., Nike Inc. y Netflix Inc. hayan podido evitar pagar impuestos federales sobre la renta en los últimos años porque tenían muchas exenciones fiscales para compensar sus pasivos.

La legislación también aborda una de las principales críticas a los impuestos mínimos: que impiden que las empresas obtengan créditos fiscales por cosas que el Congreso quiere fomentar. La legislación preservaría el valor de la investigación y el desarrollo, las energías limpias y los créditos fiscales a la vivienda, según un resumen del plan. El proyecto de ley también permite créditos por impuestos pagados a otros países y brinda a las corporaciones cierta flexibilidad para llevar las pérdidas comerciales a un año futuro.

Impuesto de multimillonarios

La propuesta surge mientras los demócratas luchan por obtener el apoyo necesario para aprobar su legislación con márgenes reducidos en ambas cámaras. Wyden dijo que planea lanzar un impuesto sobre las ganancias no realizadas de los multimillonarios el martes por la noche, aunque ese plan ha sido criticado por ser demasiado complicado y potencialmente inconstitucional. El senador Joe Manchin, un demócrata de Virginia Occidental, también dijo el martes que se opone a un plan para exigir que los bancos reporten los datos de las cuentas al IRS para ayudar a encontrar evasores de impuestos.

Ver más: Yellen confía en que el Congreso cumplirá con acuerdo global de tributación

La propuesta es independiente del impuesto mínimo global del 15% que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, negoció con casi 140 países a principios de este año. Eso requiere que las empresas de todo el mundo paguen al menos una tasa del 15% sin importar dónde operen. Los demócratas también planean incluir lenguaje para implementar ese cambio en el proyecto de ley de impuestos y gastos.

Con la asistencia de Kaustuv Basu.