Cripto

El fenómeno Axie Infinity: las criptomonedas irrumpen en el mundo de videojuegos

Personajes coleccionables convertidos en tokens no fungibles, mundos en 3D y batallas monetizables, alimentan el interés por estos videojuegos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El universo de las criptomonedas irrumpe en el mercado mundial de los videojuegos, que en 2020 alcanzó los US$21.100 millones en ingresos y por lo menos 1.000 millones de jugadores en línea en todo el mundo, según cifras de Statista.

Los videojuegos soportados en blockchain y basados en finanzas descentralizadas (DeFi) que les permiten a los jugadores ganar criptomonedas con su progreso están marcando una tendencia que podría generar una mayor adopción de estas en un momento clave para ese mercado.

Personajes coleccionables convertidos en tokens no fungibles, mundos en 3D y batallas monetizables, alimentan el interés por estos videojuegos a medida que las criptomonedas se ganan un espacio en las diferentes actividades de la vida cotidiana.

Ver más: Shakira entra al mundo de los tokens no fungibles con colección de arte digital

Las monedas y tokens que circulan bajo el modelo ‘play to earn’ impulsan la capitalización conjunta de las criptomonedas de todo tipo, que ya alcanza los US$2,8 billones en el mundo, en un vasto universo de opciones para los jugadores.

Uno de los referentes de este negocio es Axie Infinity, en el que básicamente los jugadores deben recolectar, criar, luchar y construir un reino para unas criaturas conocidas en ese universo como ‘axies’. “Si bien Axie es un juego divertido, también adopta las características de una red social y una plataforma de trabajo debido a la sólida comunidad”, indican sus desarrolladores en la página web oficial.

Los ‘axies’ son a su vez tokens no fungibles, por lo que la dinámica del juego les permite a las personas, muchas de ellas en mercados emergentes que buscan ingresos adicionales ante el impacto de la pandemia en sus finanzas, ganar a través de las batallas, coleccionando criaturas raras o criándolas para luego venderlas en el mercado.

De acuerdo al portal especializado CoinMarketCap, la moneda digital de intercambio dentro de este juego, el AXS, este jueves se cotizaba en US$147,16, un avance más que notable si se tiene en cuenta que comenzó el año costando apenas US$0,5.

Sky Mavis, con sede en Vietnam, es la empresa detrás de este desarrollo que ha acercado a personas que “nunca antes” habían usado la tecnología blockchain con los videojuegos, por lo que indica que precisamente esta es una forma “divertida” de educar con respecto a estas soluciones.

Ver más: Tokens no fungibles: cinco aspectos que debe saber sobre el ‘boom’ del negocio

Entre las opciones del mercado de ‘play to earn’ también destaca el videojuego basado en blockchain de ethereum Decentraland, cuyos orígenes se remontan al 2015. En este los jugadores se sumergen en un mundo 3D en el que deben comprar parcelas virtuales, denominadas como Land’s, y monetizarlas para seguir ganando la moneda virtual dentro de la plataforma, que se conoce como Mana y vale cerca de US$2,72.

Otra de las monedas virtuales que se cotizan en este mercado es la del videojuego The Sandbox, disponible en iOS y Android, que se cotiza en la actualidad en unos US$2,45. Se trata de “un mundo virtual donde los jugadores pueden construir, poseer y monetizar sus experiencias de juego en la cadena de bloques ethereum usando Sand, el token de utilidad principal de la plataforma”, según explican.

Asimismo, destacan creaciones como el juego de batalla y fantasía Illuvium (su token ILV vale cerca de US$1,2), la plataforma global de juegos basada en blockchain WEMIX (su token homónimo vale US$7,38), entre otros.

Aunque las criptomonedas no son reguladas en la mayor parte de Latinoamérica, en territorios como Colombia la oportunidad es grande si se tiene en cuenta la rápida adopción de estas, que se representa no solamente en el número de operaciones que se realizan sino también en el número de cajeros que se extienden por todo el territorio.

Según un reciente informe de PwC, “Colombia cuenta con el cuarto mercado de juegos más grande de América Latina. Los ingresos totales por videojuegos en Colombia alcanzaron los US$189 millones en 2020 y se espera que aumenten a US$289 millones para 2025 con una fuerte tasa de crecimiento anual del 8,9%”.

El juego social/ casual superó al sector tradicional en 2019 y está creciendo significativamente, (con lo que) apunta a que representará el 68,5% de los ingresos totales al final del período de previsión”, añade en el reporte titulado Una mirada al sector de medios y entretenimiento en Colombia.

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.