Bitcoin
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Opinión — El valor total de todos los activos de criptomonedas superó esta semana los US$3 billones, según Bloomberg News. Es una cifra tan grande que necesita algo de contexto para ser significativa. Consideremos que Microsoft Corp. y Apple Inc. tienen capitalizaciones de mercado que recientemente superaron los US$2,5 billones. Por tanto, todo el sector de las criptomonedas es un 20% más valioso que las acciones de las dos mayores empresas tecnológicas.

La anterior racha alcista de las criptomonedas alcanzó su punto máximo a finales de 2017 y su valor total fue de unos US$800.000 millones, también un 20% más que Microsoft y Apple en ese momento. Durante el año siguiente, el mundo cripto se desplomó casi un 90%, mientras que Microsoft, Apple y el índice Nasdaq 100 no cambiaron mucho. En diciembre de 2018, valía solo un poco más del 10% de las mayores empresas tecnológicas. Pero en los tres años siguientes recuperó el terreno perdido y ha vuelto a su valoración máxima en comparación con las empresas tecnológicas.

Mercado volátil 
Las criptodivisas han experimentado algunas oscilaciones salvajes en los últimos años

Analizar la valoración de las criptomonedas es difícil. Hay tres enfoques principales. Uno es considerar el sector como una empresa tecnológica. Hay miles de ideas de criptomonedas que generan servicios útiles. Algunos de ellos, como los servicios financieros entre pares y los contratos inteligentes, son servicios tradicionales que las criptomonedas pueden ofrecer de forma más barata y mejor que las finanzas centralizadas. Otros son servicios completamente nuevos para el usuario final, o son cripto a cripto, es decir, cosas que no prestan servicios directamente a los consumidores pero que permiten que el mundo cripto orientado al consumidor funcione mejor.

¿Cómo se compara el valor futuro total de todos los servicios de cripto para los usuarios finales con los posibles ingresos futuros de Apple o Microsoft? Yo diría que el potencial de las criptomonedas es mucho mayor que el de cualquier empresa actual, pero el riesgo es mucho mayor. Es posible que el mundo cripto nunca genere beneficios significativos para los inversores, mientras que Apple y Microsoft tienen grandes ingresos y beneficios. Esas empresas también tienen empleados y activos, y un historial de desarrollo de nuevos negocios valiosos. Incluso si el crecimiento de las criptomonedas continúa, el valor puede ser capturado por los usuarios y los desarrolladores, no por las personas que poseen monedas hoy en día. La regulación puede obligar a los criptoinversores a obtener beneficios en servicios de cripto en lugar de la moneda tradicional.

De todos modos, teniendo en cuenta este punto de vista, hay que ser optimista para que te guste el mundo cripto a los precios actuales. La relación precio-beneficio del índice S&P 500 está cerca de los máximos históricos, las valoraciones de las empresas tecnológicas son especialmente estratosféricas y cripto se está vendiendo en su proporción más alta de todos los tiempos con respecto a las mayores empresas tecnológicas. Espuma sobre espuma sobre espuma. Además, no ha habido ninguna buena noticia obvia sobre las cripto que justifique la subida de los precios. A menos que esté seguro de que “esta vez es diferente”, los valores de las criptomonedas parecen volver a la media. Eso no significa una caída, pero podría significar años de rendimientos mediocres. Aunque hay muchos criptoactivos que son inversiones prometedoras, es difícil ver muchas ventajas a corto plazo para el valor fundamental -basado en servicios reales prestados a usuarios finales reales- de todo el universo de las criptomonedas.

Una segunda forma de entender el valor de las criptomonedas es considerarlas como una economía independiente. Esto es lo que hice en 2013 cuando pronostiqué que el mundo cripto representaría el 2% de la economía total en 10 años. Por lo tanto, mantendría el 2% de mi cartera asignada a las criptomonedas, comprando cuando los precios son bajos y vendiendo cuando son altos. A lo largo de los años eso ha generado beneficios que ahora constituyen el 40% de mi riqueza. Y si las cripto van a cero mañana, sigo teniendo un 38% de beneficios. Por otro lado, si sigue subiendo, me beneficio lo suficiente como para no arrepentirme. Cuanto menos seguro esté uno del valor de algo, más importante es elegir un valor y atenerse a él. Es mucho mejor adivinar un valor erróneo y dejar algo de dinero sobre la mesa en comparación con lo que podrías haber ganado, que comprar cuando el cripto está de moda y vender cuando se desploma.

La cifra del 2% no era más que una suposición. Escribí en su momento que si alguien elegía el 0,5% o el 5% o cualquier cosa intermedia, no tenía ningún contraargumento fuerte, pero pensaba que el cero o más del 5% eran difíciles de defender. Hoy en día, las criptomonedas representan alrededor del 3% del valor total de la renta variable mundial, por lo que he estado vendiendo en esta racha. Pero alguien que vea un futuro mayor para las cripto podría encontrarlo a un precio justo, o incluso infravalorado.

El tercer gran enfoque de valoración de las criptomonedas es como alternativa al sistema financiero tradicional. Desde esta perspectiva, el mundo cripto vale US$3 billones porque los dólares son menos sólidos de lo que solían ser, no porque se haya desarrollado mejor de lo esperado. Tener una presencia sólida en el universo de las criptomonedas tiene un atractivo obvio si se observa el mundo actual, con la economía con graves problemas para reiniciarse, los preocupantes acontecimientos geopolíticos, la política y los gobiernos que parecen disfuncionales, las amenazas estadounidenses de represión financiera y confiscación de activos y la política monetaria y fiscal ultralaxa en EE.UU. y en otros países a pesar de una inflación más rápida.

Mi estrategia personal es mantener un 2% asignado a las criptomonedas sin preocuparme por la valoración. Pero hay un caso para los optimistas de que las criptomonedas pueden subir a partir de aquí, incluso en relación con las grandes empresas tecnológicas en general, si continúan desarrollando ideas y ofreciendo servicios útiles a los usuarios finales. Y hay un caso para los pesimistas de que las altas valoraciones de los activos tradicionales y la inestabilidad de las monedas tradicionales y las instituciones financieras hacen que el cripto valga sus altos precios. No tengo ni idea de si hoy es el punto álgido de las criptomonedas en este ciclo de mercado, pero sí parece ser un momento especialmente malo para estar demasiado o poco expuesto a ellas.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.