pavo
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Opinión — La cena de Acción de Gracias costará más este año. Mucha gente ya ha hecho sus compras para las fiestas en medio de la preocupación por los estantes vacíos. Pero los que han esperado pueden tener suerte.

Hay indicios de que la inflación en el precio de los pavos, las tartas, las judías verdes y los panecillos han tocado máximos, al menos en esta temporada, a medida que los supermercados empiezan a intensificar sus promociones.

Según el proveedor de datos IRI, que lleva haciendo un seguimiento de los alimentos típicos de Acción de Gracias desde principios de octubre, los precios han subido entre un 5% y un 10% en muchos productos en comparación con el año pasado, hasta la semana que termina el 7 de noviembre.

No gracias
El costo de muchos artículos de la cena de Acción de Gracias está aumentando
Azul: Precio por volumen en la semana que termina el 7 de noviembre comparado con el de 2020
De izquierda a derecha: Carnes de Acción de Gracias, acompañamientos, bebidas, tartas, repostería

El año pasado se caracterizó por unas reuniones festivas más íntimas, lo que supuso aves o pechugas de pavo más pequeñas y porciones individuales de todos los tipos. Este año, los patrones de compra deberían ser más tradicionales. Los minoristas de alimentación, como Walmart Inc., están almacenando más aves grandes en previsión de las reuniones familiares. La escasez de mano de obra en los procesadores de carne también hizo que las aves crecieran en los establos al esperar más tiempo para ser sacrificadas, lo que llevó a que hubiera proporcionalmente más aves de este tamaño en Estados Unidos.

La consultora de comercio minorista GlobalData estima que el gasto en alimentos en las fiestas de Estados Unidos (para Acción de Gracias, Navidad y otras ocasiones) aumentará un 8,6% a partir de 2020, hasta los US$53.100 millones, debido a la inflación, pero también a un mayor volumen de ventas.

Mucha gente ha estado comprando antes de lo habitual, lo que refleja la preocupación por la bien documentada escasez de suministros. En la primera semana de noviembre se produjo un aumento de la demanda de los productos favoritos de Acción de Gracias, según el IRI. Aunque las estanterías vacías de los supermercados siguen siendo una preocupación, debería haber suficientes pavos para satisfacer la demanda, según sus estimaciones. Sin embargo, las existencias de algunos productos, como la salsa líquida y la salsa de arándanos, están en niveles inferiores a los del año pasado. Algunos compradores también tienen dificultades para encontrar las marcas específicas que necesitan para sus recetas clásicas.

No obstante, esperar para hacer la compra podría abaratar el viaje al supermercado. Los minoristas de alimentación suelen aumentar las promociones cuando se acercan las fiestas y este año no está siendo una excepción. Los precios más altos en general, pero los descuentos durante periodos cortos, podrían ser una muestra de lo que está por venir.

Comodidad en la comida
Las ofertas especiales se intensifican aliviando parte del dolor de los precios más altos de los alimentos 
Azul: Porcentaje de ventas de cestas de Acción de Gracias en promoción

Sin embargo, los supermercados corren el riesgo de oscilar entre las subidas y las bajadas de precios. En Gran Bretaña, la última vez que hubo presiones inflacionistas significativas, hace una década, los supermercados respondieron primero subiendo los precios y luego ofreciendo promociones para estimular la demanda. Esto dio oxígeno a los supermercados de descuento Aldi y Lidl, que no aplican la subida y bajada, y mantienen consistentemente precios bajos. Ahora que Aldi se está expandiendo de forma agresiva en Estados Unidos y Lidl también se está afianzando, los minoristas estadounidenses no querrán cometer el mismo error.

Ya hay indicios de que los consumidores están comprando a la baja en las categorías en las que los precios están subiendo.

Comerciando a la baja
Cuando los precios suben, algunos estadounidenses ya están cambiando a artículos más baratos
Azul: cambio de precio por volumen a partir de 2020
Blanco: aumento de la cuota de mercado de las marcas blancas y de los productos convencionales
De izquierda a derecha: Carnes para el desayuno, aves de corral, agua embotellada, repostería-donas, galletas, cenas congeladas, carnes para el almuerzo, galletas, leche, café

Como ha señalado mi colega Tara Lachapelle, Walmart parece ser muy consciente de estos peligros: se aferra a su mantra de mantener los costos bajos para los clientes y habla con los proveedores sobre cómo puede bajar los precios. Esta estrategia podría resultar atractiva para otras empresas de bienes de consumo, que podrían optar por sacrificar parte de sus márgenes de beneficio para ganar clientes a sus rivales.

Los esfuerzos para hacer frente a la subida de los precios de los alimentos podrían ofrecer un cierto alivio a las familias que ven cómo se dispara el coste de sus compras navideñas. Eso sí que sería algo de agradecer.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.

Le puede interesar: