Mercados

Más oferta y mejores retornos hacen a inversionistas mirar a Estados Unidos

La falta de volumen de operaciones ha detonado que los inversionistas consideren nuevos elementos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — El círculo vicioso por el que transita el sector bursátil no sólo se detona por factores internos, como menos empresas interesadas en listarse. Hay otra realidad: el mercado estadounidense le ha quitado esplendor al doméstico.

No sólo a nivel del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) también conocido como mercado global.

En los últimos dos años, el mercado norteamericano ha brindado mayor retorno, situación que ha detonado la mudanza de inversionistas de localidades europeas o asiáticas hacia el mercado estadounidense, dijo Benjamín Álvarez, analista bursátil en CiBanco.

“En los últimos 10 años, prácticamente ha habido una mudanza a nivel global de inversionistas de mercados locales como Europa, Asia hacia el estadounidense donde, en los últimos años, ha dado los mejores rendimientos”.

En México, los inversionistas nacionales optaron por aumentar posiciones en el Mercado global. Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB) a agosto refieren que el SIC acaparó el 53,2% del importe operado en el total del mercado, cantidad que ascendió a MXN$5.808 millones de los cuales $3.128 correspondieron al mercado global y el resto al doméstico en la Bolsa Mexicana de Valores.

Mientras que en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), el promedio diario operado en acciones internacionales fue del 80,1% o $441.836 millones.

Uno de los principales lastres es la falta de oferta, pero más allá de sólo no presentar nuevas emisoras, está relacionada con la entrada de nuevos sectores e incluso empresas de tecnología o hasta energéticas.

“Hacen falta una mayor cantidad de empresas, una mayor cantidad de sectores representados en la bolsa local. Si bien hay un esfuerzo importante por tener la representación de todas las empresas de la economía del país hacen falta emisoras de tecnologías de la información, de cuidado para la salud o desarrollo de medicamentos”.

Te puede interesar: Mercado accionario en México suma más jugadores para 2022

Destacó que, después de tanto tiempo, sólo exista una pequeña empresa energética cotizando en bolsa y no empresas medianas o grandes. “No puede ser posible que no haya una empresa mediana y cuando la hubo, como IEnova, tuvieron que deslistarse por temas particulares”.

Pero el dilema sobre las empresas regresa. Jacobo Rodríguez, director de Análisis financiero en Black Wallstreet Capital refirió que las empresas no emiten instrumentos, ya que optan por no castigar el precio ante la falta de apetito.

“Las empresas no emiten instrumentos debido a que el precio de sus acciones se pudiera ver castigado debido a la falta de apetito por activos nacionales. Esto provoca que la oferta local de instrumentos financieros sea limitada lo que provoca que los inversionistas tengan que buscar activos extranjeros”.

Describió que el mercado accionario acompaña al dinamismo de la economía y, en este sentido, se ha observado una caída en la inversión física y de cartera “una de las soluciones sería buscar alternativas para acelerar la inversión en nuestro país”.

Álvarez destacó que se debe generar un reacomodo de activos no sólo a mercados emergentes sino también a mercados desarrollados que no han presentado un desempeño tan favorable como el estadounidense.

Se agrega otro factor. Ante el menor volumen de operaciones en el mercado local, son los spread o el diferencial entre el precio de compra-venta que ahora se muestran más amplios.

La semana pasada, el estratega mencionó en su cuenta de Twitter que el menor volumen en el mercado local ha detonado que los diferenciales entre compra-venta sean muy abiertos, aún en empresas con alto valor de capitalización.

“Los modelos que utilizaba anteriormente y me dieron resultados ya no están siendo tan eficientes”.

De acuerdo con el estratega, ahora los inversionistas tienen que considerar mayores elementos que antes no se incorporaban a sus modelos como el riesgo país o el riesgo de liquidez.

Te puede interesar: El fantasma de la cuesta de enero perseguirá a Walmart, Oxxo y Liverpool en 2022

- Mercado accionario mexicano camina en círculo vicioso

Estephanie  Suárez

Estephanie Suárez

Soy economista financiera de profesión con experiencia en periodismo bursátil, macro-micro economía y consumo. Trabajé en El Economista México.