Economía

Fed insiste en ser flexible en el ritmo de reducción de compra de activos

Las minutas de la reunión de noviembre del banco central muestran que aún hay división sobre cuándo se deben subir los tipos de interés.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los funcionarios de la Reserva Federal subrayaron la necesidad de ser flexibles en el ritmo de la reducción de su programa de compra de bonos en su última reunión, antes de que los datos mostraran una aceleración de la inflación.

“Los participantes subrayaron que el mantenimiento de la flexibilidad para aplicar los ajustes de política adecuados sobre la base de consideraciones de gestión de riesgos debe ser un principio rector en la conducción de la política”, según las actas publicadas el miércoles de la reunión del 2 y 3 de noviembre del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) del banco central. “Los participantes señalaron que el Comité no dudaría en tomar las medidas apropiadas para hacer frente a las presiones inflacionistas que plantean riesgos para sus objetivos de estabilidad de precios y empleo a largo plazo”.

Ver más: Powell en la Fed: “necesitamos estabilidad e independencia”: Biden

En la reunión, el FOMC decidió dejar los tipos de interés cerca de cero y comenzar a reducir el ritmo de las compras del programa de compra de bonos por valor de US$120.000 millones al mes que puso en marcha el año pasado, con vistas a completar el proceso a mediados de 2022.

Desde entonces, la inflación ha empeorado. Las cifras del Departamento de Trabajo correspondientes al mes de octubre, publicadas el 10 de noviembre, mostraron que los precios al consumo aumentaron un 6,2% durante el pasado año, lo que supone la mayor tasa de inflación desde 1990. El mercado laboral estadounidense también se recuperó el mes pasado con un aumento de las nóminas mayor de lo previsto, lo que indica un avance en la recuperación de algunos de los millones de puestos de trabajo perdidos por la pandemia.

Los informes han llevado a algunos funcionarios de la Reserva Federal -entre ellos el vicepresidente saliente, Richard Clarida, el gobernador Christopher Waller, el presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, y su colega de San Francisco, Mary Daly- a argumentar que podría ser apropiado discutir la aceleración del proceso de reducción cuando el FOMC se reúna el 14 y 15 de diciembre.

Ver más: La Reserva Federal se enfrenta a su mayor prueba pandémica hasta ahora

Completar el taper en una fecha más temprana daría a los funcionarios la opción de subir los tipos de interés antes si se considera necesario para mantener la inflación bajo control. En septiembre, los funcionarios estaban divididos en cuanto a la necesidad de subir los tipos el próximo año o en 2023. En la reunión de la Fed del próximo mes se publicará un nuevo “diagrama de puntos” de sus proyecciones trimestrales.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, habló el lunes en la Casa Blanca después de que el presidente Joe Biden lo eligiera para otros cuatro años al frente de la institución, y dijo que los responsables de la política monetaria “utilizarán nuestras herramientas tanto para apoyar la economía y un mercado laboral fuerte, como para evitar que la inflación más alta se afiance.”