Economía

Multa a EPM por los retrasos en la entrada en operación de Hidroituango

Los retrasos en el proyecto vienen desde abril de 2018 y según el gerente general de EPM en 2022 entrarán las primeras dos unidades.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bogotá — La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios le impuso una multa de $1.817 millones a Empresas Públicas de Medellín por la no entrada en operación del proyecto Hidroituango.

Las dificultades del proyecto hidroeléctrico vienen desde 2018, en abril, cuando por fallas geológicas y de construcción se inundó el cuarto de máquinas disminuyendo el avance del proyecto del 84% al 70%, aproximadamente.

Ver más: Viene avalancha judicial contra Alcaldía de Medellín por caso Hidroituango

Desde entonces la empresa y los contratistas del proyecto está sumidos en un pleito por la responsabilidad de la contingencia. Según Andrés Carrillo, hoy el proyecto tiene un avance del 85%.

Insistió en que en el 2022 entrarán las dos primeras unidades de generación, hacia junio y noviembre, aunque alertó que existen riesgos dado que el contrato de los actuales constructores, responsables fiscales por $4,3 billones, según fallo de primera instancia de la Contraloría, vence en diciembre de este año.

“Los diálogos entre EPM y estas firmas contratistas se centran en definir las condiciones y los términos de una prórroga del contrato de obra principal”, dice la compañía.

Hay que tener presente que a los actuales contratistas se les pidió buscar a quién cederle el contrato, pero estos manifestaron que no encontraron a quién cederlo.

Ver más: EPM busca alternativas: constructores de Hidroituango no tienen a quién ceder contrato

No existe una fecha precisa para conocer el fallo de segunda instancia de la Contraloría, y en caso de ser confirmado el de primera, los actuales contratistas quedarán inhabilitados para contratar con el Estado.

Es por ello que EPM debe prorrogarles el contrato que vence a final de este año, para continuar con las obras, y al mismo tiempo preparar un plan b que le permita continuar con las obras y entregar las unidades previstas en 2022.