Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Opinión — Una criptomoneda llamada ómicron se ha disparado más de un 900% desde el sábado hasta el lunes porque ahora también hay una variante del Covid-19 llamada ómicron. Eso es todo. Esa es la razón.

Ómicron, la variante del Covid-19, ha agitado los mercados mundiales por el temor a que sus numerosas mutaciones le ayuden a evadir las defensas inmunitarias, aunque también existe la esperanza de que pueda causar una enfermedad más leve.

PUBLICIDAD

Omicron the Crypto Thing (Ómicron la Criptocosa) es, en palabras de CoinTelegraph, “un protocolo de moneda de reserva descentralizada recientemente introducido que se ejecuta en la red Arbitrum de capa dos de ethereum. Su token nativo OMIC está respaldado por varios otros criptoactivos, incluyendo la stablecoin (moneda estable) USD Coin y tokens de proveedores de liquidez. Solo puede negociarse en el intercambio descentralizado SushiSwap”.

“Proyecto de farming de rendimiento basado en bonos” es otra forma de describirlo. ¿Entiende lo que significan todas esas palabras? ¿Qué son las palabras? ¿Qué es el significado? Después de equilibrar cuidadosamente estos factores, Bloomberg Opinion inicia la cobertura de Ómicron la Criptocosa con una calificación de “compra de convicción”. (Por favor, por el amor de Dios y de todo lo sagrado, dese cuenta de que esto es una “broma”. No compreÓmicron la Criptocosa sin consultar la investigación y asesoramiento financiero legítimo. Ómicron la Criptocosa puede acelerarse repentinamente hasta alcanzar velocidades peligrosas. No se burle de Ómicron la Criptocosa).

Ómicron la Criptocosa saltó a unos US$700 desde los US$65 entre el sábado y el lunes, al difundirse la noticia de ómicron la variante del Covid-19. ¿Necesitamos hablar de lo ridículo que es esto? Se trata de un activo que cotiza en una bolsa oscura y arriesgada, que tiene menos de un mes de vida y es tan ilíquida que ni siquiera tenemos datos sobre su capitalización de mercado. No tiene nada que ver con la variante del Covid-19, aparte de los efectos derivados de la enfermedad en el comercio, la confianza y los mercados, lo que la convierte en parte de un universo de inversión que incluye prácticamente todo lo que existe.

PUBLICIDAD

Como tal, la explosión de Ómicron la Criptocosa de la noche a la mañana “quizás representa el máximo nivel de irracionalidad”, dice Omkar Godbole de CoinDesk. Tal vez.

Hay innumerables ejemplos de precios de acciones que se disparan por error de identidad. El ejemplo más reciente y famoso es el de la gente que compró acciones del fabricante de dispositivos médicos Signal Advance después de que Elon Musk dijera a la gente que usara la aplicación de mensajería Signal. Los algoritmos de comercio rápido compran accidentalmente nombres similares a sus objetivos reales, y los operadores con “dedos gordos” presionan las teclas equivocadas.

Tal vez haya algo de eso con las personas que compran Ómicron la Criptocosa. Pero también hay evidencia de que la gente lo está comprando simplemente por el lulz (corrupción del acrónimo anglófono lol, es decir, por diversión), como se hace en estos días.

PUBLICIDAD

Sea cual sea la razón, esto es más estúpido que la habitual confusión de nombres o tickers. En esos casos, al menos se trata de dos activos del mismo tipo. Esto es como comprar un hot dog porque ha visto un perro. O una barra de Mars (barra de chocolate) porque vio Mars (el planeta Marte). Aunque con esos ejemplos al menos se obtiene algo de comida del trato.

El camino obvio para enriquecerse aquí es comprar criptos con el nombre del resto de las letras del alfabeto griego y esperar a que las nuevas variantes de Covid-19 inspiren más compras meme. (Una vez más, tenga en cuenta que esto es una “broma” y no constituye en modo alguno un consejo financiero legítimo. De hecho, no es un camino hacia la riqueza, sino hacia una ruina financiera casi segura).

Ómicron llega tarde al juego del alfabeto griego, pero todavía hay algunas (opciones) jugosas por ahí. Entre ellas se encuentran pi, upsilon y el nombre de criptomoneda/variante de Covid-19 más aterrador de todos: omega. Puede que éste represente el final de la pandemia de Covid-19/exuberancia cripto, para bien o para mal. O tal vez empecemos de nuevo con alfa.